domingo, febrero 26, 2006

Caminante no hay camino Se hace camino al andar

Creo que una de las cosas que mas me gustaban de chico era averiguar sobre los descubrimientos que se habian hecho hasta aquellos dias.

Averiguaba sobre muchas cosas: la polvora, la electricidad, los vehiculos, de todo. Pero lo que mas me llamaba la atencion era la llegada del hombre a la Luna.

Me imaginaba que habran sentido esos hombres al caminar por lugares antes inexplorados, por dejar huellas donde nadie antes habia dejado.


Por supuesto que en los ultimos tiempos no se han dado a conocer al menos descubrimientos tan notorios e inolvidables como aquellos. Asi que me fui conformando lentamente con alguna que otra noticia en los noticieros y periódicos de la zona.

Un día al ojear el diario, leí que se había agregado un nuevo modelo de hombre al mundo: El Metrosexual.

Sé que casi todos deben saber hoy día que es un metrosexual pero para quien no lo sabe, les doy una definición mía y bien argentina: es un hombre sensible que tiene el suficiente dinero como para gastarlo en cremas, ropita, gomina, sprays y slips ajustados.

Mucho mas claro verdad? Espero que sí, pero sé que muchos de uds. deben estar pensando algo erróneo:
No os equivoqueis amigos. Los metrosexuales no son (necesariamente) de la comunidad gay



La cuestión es que por estos hombres, las mujeres se vuelven locas y de una manera muy diferente a la locura en que llevabamos a nuestras madres con nuestras travesuras o al romper algo de chicos.



Eran otros tiempos. Aún no estaba con Sere pero recuerdo haber terminado de leer ese articulo y pensé:

" Claaaro... Es por eso que no me levanto una mina..."

Pero la idea de convertirme en un ser de slips ajustados aun no me agradaba. Asi que desistí de la idea de un cambio.

..................................................................

Así fue que continué con mi vida normal hasta que hace poco leí otro articulo con una nueva definicion de hombre en el Clarin : Hombre Alfa.

Esta nueva definición era mucho mas adecuada a mi ya que era mucho mas varonil que la otra. Asi que me dije:

"Carlos, ya mismo vas en camino a ser un hombre alfa"

Me bañé, me peiné, me puse boxer (el slip era demasiado metrosexual) y fui a comprarme nueva ropa pues tenia que estar perfecto.

Salgo de casa, camino hasta la Avenida Córdoba y con la mirada bien en alto (para no perder de vista ninguna vidriera) llego a un negocio donde veo unos jeans bastante buenos.

Con la frente bien alta corrìa por la Avenida Córdoba en busca de mi existencialidad.


"Esos son mis jeans" - me dije con la seguridad de un hombre alfa hecho y derecho.

Entro, y me dirijo al dueño quien enseguida me da unos jeans mientras me dirije amablemente a la zona de probadores.

"Ayyyy (suspiro ganador) que lindo es ser un alfa" - pensaba mientras me miraba al espejo del probador y me sacaba un zapato con el otro por el talón.


Me consideraba un potro salvaje:
libre, decidido, veloz, fuerte.
En un principio cabizbajo y domesticado. Ahora airoso y rebelde. Libre!!

Estando dentro de ese probador me sentia como en mi establo. Como ese pingo argentino que esta a punto
de salir de su dock para correr una de sus mejores carreras. Estaba empezando a creerme todo esto...
parecía que todo encajaba.... muy real!!!

Tan real era que comencé a sentir el olor a la naturaleza: particularmente al del establo.
Un indescriptible e intenso (especialmente porque el probador media 1 metro por 1 metro) olor a bosta se hacía sentir con la fuerza de un tsunami.
Parece ser que por haber ido con la frente alta mirando los negocios, había pisado (pateado mas precisamente) un soretito fresco justo con la punta de mi zapato y al entrar en el probador y tratar de quitarmelos con los pies, habia logrado embadurnar el talon de mi otro zapato despertando todo el poder nutricional de ese maldito perro asesino.

El olor iba en aumento y el dueño del local no se iba de la puerta. No quería hacerlo pero tuve que abrir. y huir rápido.

Conclusión

Lo bueno de la vida es que cumple tus sueños.
No habre caminado en la Luna ni habre dejado huellas allí pero en el local Chevignon de la Av. Córdoba al 3400 les aseguro que sí y no saben como.

Ciber

Slurp! Slurp!

viernes, febrero 17, 2006

Adios Easy!

Si señores!
El día 17 de febrero dejé de pertenecer a la empresa Cencosud, División Easy.
7 años. Toda una vida ahí.

Mas alla de las cosas malas que uno puede decir (que se encargará un abogado de decirlas) pasé buenos momentos ahí gracias a grandes personas como Mariano, Adrían, Ernesto, Cesar, Silvina Ramos, Fede, Eli, Richard, Silvina amore, Ana, Angie, Mechi, Juan, Sergio, Eugenia, los chicos externos de pinturas, Martín, Gustavo, Tincho, Eve, Capi, Panco, Carlitos Mohr, Juli, el pelado, Guille, Cary, Leandro, Javi, Seba, Marie, el colo Guido, el chino, Pelado, Valeria, Caro, Angi, Flavia, los amigos de Cortes de madera, Construcciones, Iluminacion, Electrodomesticos, Pinturas, Alfombras, Ferretería, Fletes, Sulimp y seguro los que me he olvidado e iré agregando a medida que la memoria me lo permita.

Gracias por ayudarme a crecer y formarme.


Fue una cagada conocerlos!!!

Mentira!!!

Gracias por sus opiniones, peleas, consejos, orejas y risas. De verdad.

ESPACIO DE PUBLICIDAD