viernes, agosto 27, 2004

Fracasos extranjeros

Si.
Asi es queridos amigos.
Si bien mis fracasos siguen vigentes, tenìa que hacerle un lugarcito a los amigos.
Y si de fracasos hablamos, entonces hablamos de mi hermanita postiza
Marie
(Al igual que yo...."sinonimo de fracaso" si los hay..... carajo!!!)

Una breve reseña sobre ella

Nombre:
Mariela P.
Alias mas conocidos :
"Dotora"y "Dotorta"
Trabajos mas recordados:
"Mil hojas", Rosario, Santa Fè
Como la veo yo:
"y... digamos que està en racha la mina. La conoci levantandose un taxista y la ultima vez que la vi a un gallego (saludos Nachito!). Igual la racha a veces se va...como en aquella partida de Magic....te acordas linda? Me querias asesinar.... verdad? Como perdiste!! que pena, no?"
Bueno....vamos a lo nuestro....
Los dejo con ella.
(La siguiente historia es sobre acontecimientos reales, el nombre de la protagonista ha sido cambiado para salvaguardar su intimidad)

"Comenzaba la primavera de 19…ups, no importa. En una ciudad del sur, en un boliche, había una fiesta por el día del estudiante. Una dulce e inocente jovencita de 17 años, luego de hacer no se cuantas peripecias e inventar un montón de historias, consiguió el permiso de los padres para asistir a tan prometedor evento en el que iba a estar todo el mundo y al que no podía faltar… (hasta entonces nunca la habían dejado salir…fiestas de 15 y gracias…)

Una fiesta de la primavera en una ciudad del sur argentino.



Luego de sobrevivir a las revistas de los padres sobre la ropa, y el maquillaje, fue a casa de una amiga, donde no tuvo mejor idea que cambiarse la camisa por una remerita escotada.

Marie (antes) - Marie (despuès)



Como esta chica en cuestión, en aquella época era completamente plana,(hecho que generaba apodos poco felices como “campeona de natación” y otros tantos que no vienen al caso) se le ocurrió realzar el escote colocando pedazos generosos de algodón en el corpiño. Finalmente llegaron al boliche, ella feliz de la vida, en ese universo completamente nuevo de humo, ruido, caretismo, y alcohol…primero baila con el grupo de amigos, después aparece el chico que a ella le gustaba y …esas cosas que no pasan dos veces en la vida…la saca a bailar!!…se sentía en la cima de la gloria!!! Todo iba bárbaro hasta que en un momento el chico se le acerca y le dice tiernamente al oído:

- Fulana, qué tenés ahí? y señala su pecho con el dedo índice.

Ella sorprendida mira y ve que había un cachazo de algodón fosforescente (por la luz negra de morondanga) que le salía del escote!!!
La verdad es que le llevó algún tiempo reponerse del shock…ahora es una mujer de bien, terminó su carrera universitaria y ya no necesita suplementos para aumentar el busto, pero a veces al mirar atrás se da cuenta que vivió en la época equivocada…cuando los push-up aún no estaban en el mercado…

Un beso enorme
Marie



ESPACIO DE PUBLICIDAD